Sábado, 28 de junio de 2007
   

CULTURA

Cultura
Especial escenario para el inicio del Festival de Tango
Continúa esta noche en el Alcázar con actuaciones de baile y cante argentinos
VIOLETA MÁRQUEZ / JEREZ
Elegancia y pasión argentina en Jerez
DEMOSTRACIÓN. Una pareja de artistas baile en uno de los balcones del edificio de los Arcos de la plaza del Arenal. / TAMARA SÁNCHEZ

Entre multitud de aplausos, dulces tarareos y máxima expectación quedó inaugurado anoche el II Festival Internacional de Tango, que por primera vez en la historia de la cultura jerezana llevó la actuación en directo de prestigiosos artistas al emblemático edificio de los Arcos de la Plaza del Arenal.

Varios balcones abiertos, luces rojas o azules de fondo y, una silueta -diferente para cada pieza y que cambiaba según la obra-, la del artista, que -cada uno en su rol- transmitió lo mejor de esta danza y música argentinas. El clarinete de un músico abrió el recital, al que le siguió la sintonía de Verás que todo es mentira en la dulce voz de Silvana Gregori, que desde que debutara en la mítica bodega del Café Tortoni de Argentina en 1979 no ha dejado de cosechar éxitos con su tango. Y así, lo volvió a demostrar en Jerez, donde también le acompañó su guitarra.

Tras la actuación de Silvana, llegó lo que quizás todos los espectadores estaban deseando, la demostración de esta danza argentina a cargo de una pareja de baile. Sensualidad, elegancia y sentimiento es lo que transmitieron estos bailarines ante un espectacular juego de luces. Este pase estuvo acompañado por el arte de Melchor Campuzano, Manuel Ricardos y Pepe Torres. Inmediatamente después de que sonaran las últimas notas de los instrumentos de este trío de artistas, una luz roja empezó iluminar suavemene a la vez que volvió a la escena en directo Silvana Gregori. Y mientras entonó el clásico Desde que se te ve triste vivo yo pidió al público su participación, que se entregó completamente al unísono con un suave canturreo, que evocó un sonido romántico desde la multitud. Fue, quizás este momento el que hizo que los amantes del tango agarrados, en su mayoría, de sus parejas, empezaran a contonearse al son de la música, aunque ninguno terminó por atreverse a marcarse unos pasos de baile.

Conforme avanzó el espectáculo, los tonos sonaban con más ímpetu, más tradicionales, más atrevidos y, sin duda, con la desgarradora fuerza argentina. Este abandono, aunque no total, de la dulzura contagió más, si cabe, al público que se fue calentando para seguir la fiesta en la Sala Bereber. «Me he quedado con ganas de más», se escuchó entre los asistentes. Supo a poco. No obstante, los deseos que ayer anhelaron pueden cumplirse hasta que finalice este festival internacional el próximo sábado.

Esta noche, es el turno de Estilos del Tango-danza y del Tango-canción en el Conjunto Monumental el Alcázar a partir de las 22.00 horas. Los protagonistas serán Juan Cruz (piano y voz), Silvana Gregori (guitarra y voz), Tango a tres (voz y guitarras), Claudia Levy y Mariano Dallatorre (voces, piano y percusión), Judita y Enrique, Graciana y Juan Manuel (Tango-danza).